PROYECTO

Continuamos. Continuamos con un proyecto nuevo de hospitality como laboratorio de ideas. Empatía y simpatía hacia nuestro huésped que los revertirán hacia nosotros, hacia los otros huéspedes y hacia la comunidad menorquina en una iteración virtuosa e infinita, con complicidades e ideas de todo tipo.

Mimar al visitante: el huésped, el viajero, el nómada o el turista con un hevresac, sensible a las nuevas experiencias, a lo que es local, real o imaginario y estimulado por la curiosidad y la búsqueda de aquello auténtico y gratificante en su sencillez y complejidad. No reinventamos la hospitality pero queremos matizar sus convenciones, como desde nuestros principios en Ses Sucreres, Ferreries.

Espacio Hevresac, donde el azar, la espontaneidad y los encuentros pueden ser fuentes de creatividad y bienestar, de una permeabilidad absolutísima, de una voluntad al cambio donde todo puede mutar, de preguntas sin respuesta, del camino y de la mochila o hevresac.

ESPACIO

Os invitamos a gozar de un espacio fresco e inspirador de una belleza arquitectónica evidente a la que asociamos una decoración vintage y ecléctica que singulariza el « falso orden de las cosas » armonizando elementos originales y otros contemporáneos bajo otra mirada.

En el subsuelo, unas zonas comunes con luz natural, la cocina del hotel para comidas saludablemente ligeras y una segunda cocina equipada y exclusiva para el uso de nuestros huéspedes. Podemos adaptar el espacio para conferencias, conciertos, exposiciones, proyecciones y lo podemos transformar en una sala inspiradora y equipada con medios audiovisuales para 30-40 personas.

ETIMOLOGÍA

Hevresac nace de un anglicismo menorquín del s.XVIII. Nace de una etimología colorista que homenajea el cosmopolitismo de Maó. Proviene de una palabra alemana Hafersack, mochila utilizada por la payesía para llevar la avena, que devino luego francesa Havresac, inglesa Havresac y menorquina con un significado: mochila de viaje y del viajero, mochila de experiencias y de sensaciones.

Hevresac fue la casa familiar del capitán, comerciante y corsario Joan Roca i Vinent quien documentó del 1776 al 1826 el cronicón del Diari de Mahó detallando la actividad naviera y mercante del puerto, la meteorología de la isla, los eventos políticos y socio-culturales así como una infinidad de anécdotas siendo la única fuente de información escrita de la Menorca de las dominaciones extranjeras.

MAÓ I MENORCA

Hevresac, en el centro del Maó histórico, construido bajo soberanía española y con una identitad local genuina y una emprendeduría y mentalidad todavía inglesas y cosmopolitas. Es el Maó de los astilleros, los comerciantes y los corsarios, los menestrales, los carpinteros de ribera y los artesanos. Y de las Artes, la ópera y el català literario. Maó, ciudad moderna en Europa.

Hevresac está cerca de muchas playas. De las playas salvajes del norte: es Grau, Presili o sa Mesquida. De las calas turquesas del sud-este: Son Bou, Talis, es caló d’es Rafalet o ses Olles. Y del resto, donde todo queda relativamente cerca: cala Mitjana, Macarella, Binigaus, el Pilar o Cavalleria. Y de pequeños senderos por el interior y por el Camí de Cavalls. Y a quince minutos del aeropuerto.